El Club Felino Español (CFE) organiza el I Concurso Felino en el marco de SURMascotas 2018, que se celebra del 3 al 4 de marzo en FIBES, Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. Para desarrollar esta actividad, el CFE se encargará del reconocimiento y admisión de aquellas razas de gatos más significas existentes.

Desde el Angora Turco, el Maine Coon, o el British Shorthair, hasta el Sphinx o Devon Rex, el Cornish Rex, el Persa y el Exótico. Somos ricos en diversidad de fauna por la variedad de razas, colores y patrones. ¿Sabes cuáles son las características para clasificar a estos felinos?

 

Angora Turco

El Angora Turco, a decir de muchos entendidos, podría ser la raza felina más antigua y origen de muchas de las actuales. Lo cierto es que, de estos bellos animales, ya se tiene constancia en varios países del Oriente Próximo desde tiempos Bizantinos. Como anécdota; la leyenda de que el fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Atatürk, regresará al mundo de los vivos reencarnándose en un Angora Turco.

El Angora Turco es originario de Turquía. Su difusión entre los países vecinos empezó entre los siglos X y XII fomentada especialmente por el gran tráfico de mercaderes. A Occidente, sin embargo, no llegaría hasta el siglo XVI, una vez más, de la mano de comerciantes; ingleses y franceses. La raza empezó a ganar protagonismo entre la nobleza de la época y hoy en día sigue siendo una de las más apreciadas. La raza se oficializó en los años setenta, tanto en USA como en Europa.

El Angora Turco es un gato independiente y temperamental aunque se mostrará habitualmente  dócil y cariñoso. Se trata de un gato muy inteligente y juguetón, le encantará entretenerse con pequeñas pelotas. Con un poco de práctica, será capaz de devolvérnoslas si se las lanzamos, adoptando un comportamiento más propio de un perro.
Se adaptará bien a cualquier entorno siempre que disponga de total movimiento. Con los niños suelen comportarse muy pacientemente.

El Angora Turco es un gato mediano, elegante y musculoso.  La cabeza es más bien pequeña y triangular. Las orejas son grandes y puntiagudas. Respecto a los ojos; son grandes y ovalados en cualquier color o dispares. Poseen un pelaje semilargo, de textura muy sedosa y sin pelusa lanosa. A los machos adultos se les suele formar un abundante collar. En cuanto a los colores; el más apreciado es el blanco aunque se admiten todas las tonalidades excepto el factor Burmés y los colores chocolate, lila, fawn y canela.

Cuidados específicos. El Angora Turco no necesitará un cuidado demasiado exhaustivo, tan sólo cepillados esporádicos. Su larga cabellera nunca se apelmaza al no poseer pelusa lanosa.

 

Maine Coon

El Main Coon es popularmente conocido como el Goliat de los gatos, indudablemente por su gran tamaño, aunque también se le conoce como el gato mapache por el parecido de su cola con la del pequeño mamífero especialmente en los ejemplares Silver Tabby. Se trata de un gato muy sociable y fácil de cuidar, el gato perfecto para la convivencia familiar.

Las claves del origen del Main Coon las encontramos en su nombre. Es una de las primeras razas originarias de EEUU, en 1953 se creó en el estado de Maine, el Central Maine Coon Cat Club lo que serviría para impulsar la popularidad, de la que hoy en día goza, esta magnífica raza.

El Main Coon es un excelente gato doméstico, bonachón y afectuoso. Muy sociable, agradecerá la compañía de otro compañero de su misma especie. Es también un amante de la naturaleza, buen cazador, necesitará escapadas al aire libre.

El Main Coon es inconfundible por su gran tamaño y denso pelaje.
En general se trata de animales grandes y fuertes. De cabeza abombada, orejas grandes terminadas en pinceles. Pelaje suave y tupido en el cuerpo aunque corto en la cabeza, cola ancha y espesa. Existe una gran tonalidad de mantos a excepción del ColorPoint, Chocolate, Canela, Lila y Fawn.

El Main Coon no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude.

 

British Shorthair

El British Shorthair o Británico de pelo corto a alcanzado altas cuotas de popularidad en los últimos años gracias a su carácter afable y a su cara de muñeco de peluche; de grandes ojos y mejillas mofletudas. La variedad más conocida es la azul, semejante a la Chartreux,  aunque se reconocen al menos 17 colores de manto.

Origen. Todo indica que los primeros gatos llegaron a Escocia desde el antiguo Egipto. Durante más de dos mil años, estos gatos camparon y se reprodujeron libremente por la isla. No fue hasta finales del siglo IX cuando se empezaron los trabajos de selección para obtener el Británico de Pelo Corto actual utilizándose estos mismos gatos comunes y gatos Persas. En 1870, uno de los propulsores de la raza, el británico Harrison Weir, los presentó oficialmente en el Crystal Palace de Londres. Posteriormente, durante el siglo XX, muchos criadores holandeses y alemanes empezaron a dedicarle especial atención a la raza. Hoy en día, el British, se encuentra entre las razas más populares.

Comportamiento. El British Shorthair es un gran cazador, equilibrado e independiente, poco emocional  y reservado  aunque muy afectuoso. Suele adaptarse perfectamente al entorno  ya sea en el campo o  en la ciudad. Se trata de animales de temperamento tranquilo aunque no perezoso, pueden mostrarse muy activos en situaciones determinadas.
Algunos expertos opinan que el carácter de los British va en función del pelaje; a los azules se les atribuye la tozudez a los plateados la sensibilidad y de los tabbys se dice que siempre tienen ganas de jugar.

Aspecto. El Británico es un gato grande y musculoso de lomo ancho y patas cortas y fuertes. La cabeza grande y maciza con mejillas llenas, las orejas redondas y pequeñas. Los ojos son grandes y redondos, de color acorde con el manto. La cola corta y gruesa. Su pelo es corto, tupido y afelpado, al tacto recuerda a una moqueta. Existe gran variedad de tonalidades; unicolores, bicolores, tricolores, colorpoints y tabbys, entre los más populares el Azul y el Silver.

Cuidados específicos. El British Shorthair no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo de vez en cuando especialmente durante los periodos de muda, para evitar la acumulación de pelo muerto.

 

Sphinx

El Sphynx produce, desde sus orígenes, el mismo grado de afecto que de rechazo. Para sus detractores es un gato raro; con cabeza de serpiente y orejas de murciélago. Sus incondicionales, en cambio, lo valoran como una excentricidad de la naturaleza. Lo cierto es que su desnudez no deja a nadie indiferente.

Origen. Los antiguos aztecas criaban por igual a perros y gatos sin pelo. Existen grabados precolombinos donde se pueden apreciar. Mucho después, en 1830 el biólogo alemán Rudolph Renger ya describía a los Sphynx en su obra “Historia natural de los mamíferos del Paraguay”. Posteriormente, en 1902 J. Shinick de Alburquerque (New México) publicó un artículo, junto a la fotografía de dos gatos desnudos, donde relataba que la raza estaba a punto de desaparecer. Desde entonces, criadores europeos y americanos han seguido interesándose por la raza, en la actualidad está reconocida por las principales federaciones.

Comportamiento. El Sphynx es un gato tranquilo y cariñoso, necesita mucho contacto físico. También es muy juguetón, le encanta saltar y trepar. En casa, se adaptará perfectamente a la vida familiar, no suele tener problemas con otros animales y se mostrará paciente con los niños gracias a su, prácticamente, carencia de agresividad.

Aspecto. El Sphynx es un gato mediano, alargado y musculoso. La cabeza angulosa, con los pómulos muy salidos. Las orejas, grandes y separadas. La nariz corta y los ojos grandes, en forma de limón. La piel forma unos pliegues en el hocico, las orejas, los hombros y las patas. El pelaje se limita a un finísimo vello de tacto parecido a una gamuza. En cuanto a los colores, se admiten todas las variedades y combinaciones.

Cuidados específicos. El Sphynx, debido a la ausencia de manto, necesitará un aseo constante ya que su piel produce mucho sebo al transpirar. Es recomendable bañarlo un par de veces al mes con algún champú específico. Su piel, en cambio, no necesita una especial atención ante el sol, reacciona como la humana, las partes más pigmentadas pueden oscurecerse e incluso aparecer pecas.

Devon Rex

El Devon Rex pertenece a una de las razas felinas más singulares. A pesar de su parecido con el Cornish Rex, ambos poseen el peculiar pelaje Rex; pelo muy corto y ondulado, el Devon proviene de un gen distinto, descubierto diez años más tarde. Desde entonces, el Devon Rex no ha dejado de sumar simpatizantes gracias a su dócil carácter y su fácil mantenimiento.

Origen. El primer Devon Rex se descubrió casualmente en los años 60, en el británico condado de Devon. Su característico pelaje se debe a una inicial mutación genética natural del pelo liso al pelo rizado, aunque también ha influido el constante trabajo humano para mantener y mejorar las cualidades originales.

Comportamiento. El Devon Rex es un gato muy afectuoso y juguetón. No le gusta la soledad, agradecerá la convivencia con otros gatos y, sobre todo, el contacto con seres humanos, de los que podrían crear verdadera dependencia. Se adaptará sin problema a cualquier entorno aunque suele preferir los espacios interiores.

Aspecto. El Devon Rex es un gato mediano, alargado y musculoso. Tienen las patas ligeramente torcidas respecto al cuerpo. Cuando más se evidencia este hecho, es en una posición muy característica que suele llamarse en “forma de O”. Los ojos son ovalados en colores luminosos y las orejas muy grandes. El pelo es corto, fino y rizado, al tacto recuerda a un melocotón. Se admiten todos los colores y dibujos.

Cuidados específicos. El Devon Rex no necesita una atención demasiado meticulosa, como no pierden mucho pelo durante la muda, bastaría con pasarles un guante de franela de vez en cuando para arrastrar el pelo muerto y mantener el pelaje brillante aunque también es recomendable habituarlos al baño esporádico con algún champú específico para evitar el exceso de grasa.

 

Cornish Rex

Se puede decir que el Cornish Rex es un capricho de la genética, una mutación espontánea originó su curioso pelaje ondulado. Desde este hecho, allá por los años 1950 en Inglaterra, el Cornish Rex no ha parado de ganar adeptos, su carácter cariñoso y su fácil cuidado lo convierten en un excelente y excéntrico animal doméstico.

Origen. El nombre de Rex proviene de una raza de conejos con la mutación que origina el pelo rizado.
El primer Cornish Rex, de nombre Kallinbunker, nació en Cornualles (Inglaterra) hacia 1950. Aquella primera camada constaba de 5 gatitos aunque sólo Kallinbunker mostraba el característico pelaje. La raza se reconoció oficialmente en 1960 en Inglaterra y en 1970 en USA.

Comportamiento. El Cornish Rex es un gato juguetón y afectuoso, muy sociable, le encanta el contacto con los niños. Inteligente e independiente, si convive con otros gatos es fácil que acabe liderando al grupo. Suele adaptarse fácilmente a distintos ambientes aunque preferirá espacios interiores cálidos y confortables.

Aspecto. El Cornish Rex es un gato mediano, esbelto y musculoso de patas largas y delgadas. La cabeza es triangular de perfil recto y alargado, las orejas grandes y cónicas. Ojos ovalados en tonos acordes al manto. Su pelaje es rizado con ondulaciones, corto y denso, el tacto recuerda al astracán. El manto, admite todos los colores y points.

Cuidados específicos. El Cornish Rex no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con pasarles un guante de franela de vez en cuando para arrastrar el pelo muerto y mantener el pelaje brillante aunque también es recomendable habituarlos al baño esporádico con algún champú específico para evitar el exceso de grasa.
Por su alta temperatura corporal habrá que prestar atención a la limpieza frecuente de orejas, uñas y cola en el caso de los machos.

 

Persa

El gato Persa es para muchos, sinónimo de gato de lujo, el máximo representante de las razas nobles. Su porte tranquilo, su pelaje majestuoso y su gracioso hocico plano, lo convierten en el rey de las exposiciones. El Persa será el gato ideal siempre que se asuma como rutina diaria la dedicación al cepillado de su melena.

Origen. Todo apunta a que los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra hacia el 1800 procedentes de Turquía y de la antigua Persia (Irán).

Comportamiento. El gato Persa posee un carácter tranquilo y sociable, de fácil convivencia, acepta muy bien a otro compañero de su misma especie.

Aspecto. El Persa es perfectamente reconocible por su largo pelaje y su cara plana (debida a su morfología branquicéfala).
En general se trata de animales de tamaño medio, de cabeza y orejas redondeadas, nariz corta y ancha, ojos redondos. Pelaje largo, denso y sedoso con gran variedad de tonos; blanco, negro, smoke, bicolores, etc.

Cuidados específicos. El gato Persa exige un cuidado constante y meticuloso de su pelaje. Como ocurre con todos los gatos de pelo largo, por ellos mismos no serán capaces de asear su cabellera, van a necesitar de nuestra ayuda. Para para evitar nudos y enredos y mantenerla en perfecto estado, es necesario cepillarlos a diario y bañarlos regularmente ya que el descuido puede originar problemas de higiene y salud.

 

Exótico

El gato Exótico de pelo corto es sin duda el pariente más cercano del Persa, mantiene casi todas sus características a excepción de la fundamental, la largada de su pelo. A pesar de ser una raza creada artificialmente, se ha conseguido con gran éxito dotar a estos animales de un magnífico aspecto y de un excelente carácter, ideal para tener en casa.

Origen. Esta especie es fruto de cruces entre gatos Persas y Americanos de pelo corto con el firme propósito de conseguir un gato con las mismas peculiaridades del Persa pero de pelaje corto. Este hecho se consiguió con éxito, la raza se reconoció oficialmente en el 1967 en USA y en 1971 en Europa.

Comportamiento. El gato Exótico de pelo corto posee un carácter tranquilo y sociable, de fácil convivencia, acepta muy bien a otro compañero de su misma especie.

Aspecto. El Exótico de pelo corto es perfectamente reconocible por su característica cara plana.
En general se trata de animales de tamaño medio, de cabeza y orejas redondeadas, nariz corta y ancha, ojos redondos. Pelaje corto y sedoso de tacto afelpado, con gran variedad de tonos; blanco, negro, smoke, bicolores, etc.

Cuidados específicos. El gato Exótico de pelo corto no exige un cuidado demasiado meticuloso de su pelaje. Bastará con cepillados frecuentes para eliminar el pelo muerto.